top of page

Qué es una red Mesh, y como puede ser la mejor solución para tu hogar o negocio

Vamos a explicarte qué son exactamente las redes WiFi Mesh o redes de malla, uno de los principales métodos que tienes para aumentar la señal de tu WiFi en casa. Puede haber casos en los que tu router no sea suficiente, en cuyo caso puedes optar por un router neutro para potenciar la señal, o directamente en otros métodos con más dispositivos que amplifiquen la señal.

Las redes mesh son una alternativa a métodos como el PLC o los repetidores WiFi, y salvando las distancias son algo parecido a juntar ambos conceptos. Para que quede claro también te diremos cuáles son las diferencias con estos dos otros métodos de mejorar la Wifi de tu casa o empresa.


Las redes Mesh, también denominadas WiFi Mesh o simplemente "Red de malla" o "mallada" en castellano, son uno de los mejores métodos para poder mejorar la cobertura y llegar a más rincones. Eso sí, a diferencia de optar simplemente por comprar un router de terceros para sustituir o complementar el de la operadora, en este caso, la solución de las redes de malla requieren al menos de dos dispositivos, pudiendo tener incluso más dependiendo del tamaño de tu casa.

Y es que a veces no es sólo cuestión de que el router tenga más o menos cobertura. A veces, tener muchos dispositivos conectados en casa puede hacer que una red WiFi no tenga el suficiente caudal como para que todos tengan su pedacito de conexión. Y a la hora de gestionarlo mejorando también la cobertura, las redes Mesh son una de las alternativas a tener en cuenta.


Una red mallada es una red WiFi compuesta por varios componentes, pero todos utilizando el mismo SSID o nombre de la red, y la misma contraseña. Por una parte tienes el router o estación base que recibe la señal del módem o router de tu operadora, y luego tienes los nodos, también llamados satélites o puntos de acceso, que son los que hacen de repetidores.



La idea es que entre todos crean una red de tipo malla. Esto quiere decir que no se limitan a que el router le envíe la señal a los nodos y estos la difundan. No, los nodos también se van a poder comunicar entre síademás de con el router para optimizar la cobertura lo máximo posible y optimizar las conexiones. Además, no tendrás ningún tipo de microcorte cuando vayas de una habitación a otra, incluso en ámbitos empresariales se pueden cubrir grandes áreas sin un solo cable, debido a que entre todos los dispositivos generan una única red.


Pero esta manera de comunicarse por sí misma tampoco es el principal punto fuerte. Las redes mesh también son capaces de analizar el estado de cada nodo para decidir a cuál debes conectarte con cada dispositivo para que tengas la mejor cobertura. Entre los factores que tienen en cuenta está la distancia a la que estás de cada satélite, la potencia de la señal de cada uno, la saturación de los nodos o la cantidad de dispositivos conectados a cada uno.

Esto quiere decir que si estás en un punto de la casa donde la rede mesh decide que te conectes al nodo del salón, si este nodo tiene algún problema o corte de conexión, automáticamente se te redirigirá al próximo nodo con mejor conexión para que no te desconectes.

Lo mejor de todo es que esto se hace todo automáticamente por parte de los dispositivos de la red para que el usuario no tenga que preocuparse. Y si quieres tener algo de control, este tipo de redes también te van a permitir, por ejemplo, priorizar uno de los dispositivos conectados a tu WiFi para que tenga mejor señal en el caso de que la tarea que haces con él sea más importante.





8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page